sábado, 25 de enero de 2014

SIEMPRE APRENDIENDO Y ENSEÑANDO

     Llegué a Twitter en un momento de gran soledad profesional y en la primera esquina me encontré con @tonisolano, profesor de Lengua y Literatura en el IES Bovalar de Castellón. Tuve suerte. Con @tonisolano aprendí que había "proyectos colaborativos en red" y enseguida me uní a "Un paseo con Machado". Ya no estaba sola.

     Tirando del hilo de @tonisolano, encontré a un grupo muy activo de compañeros y compañeras con los que compartir mi pasión por enseñar Lengua y Literatura, y un modo de comprender lo que pasa cada día en las aulas y cómo abordarlo desde el trabajo por proyectos y otras metodologías que, afortunadamente, son posibles.

     Desde entonces y, aunque somos de horarios tuiteros distintos, siempre ha sido un referente para mí: admiro su trabajo en tantos y tantos proyectos (piensamelamor, poesía eres tú, Callejeros literarios...), sigo su blog Re(paso) de Lengua, visito sus blogs de aula y el canal de Youtube del Departamento de Lengua, comparto sus inquietudes por otros temas.
    Me gustan también su templanza y el modo en que usa cierto sentido del humor, agridulce y profundamente literario, en el devenir de su tuiteo diario.

     La frase con la que se define a sí mismo en Twitter me ha parecido siempre una buena cita. Se la he robado para titular esta entrada. Os dejo con @tonisolano: "siempre aprendiendo y enseñando"



jueves, 23 de enero de 2014

ME PRESENTO

        Tercera entrada y estoy por presentar.

     Me llamo Carmen y soy profesora de Lengua y Literatura. Llevo en esto algunos sexenios, desde los tiempos remotos en los que al ordenador se le ponía una funda para protegerlo del polvo cuando no se usaba . 

     No soy innovadora, sólo busco incesantemente el modo de que mi alumnado aprenda mejor, porque creo que aprender es un derecho, no un privilegio. Así que os aviso: estoy firmemente convencida  de que la educación pública debe ser para todos y de que la diversidad es un recurso para el aprendizaje.

     Durante algunos años he sido directora en dos IES distintos. El aprendizaje de lo organizativo y del liderazgo pedagógico enriqueció mi visión de la educación y me dio la oportunidad de trabajar en equipo con profesionales magníficos y maravillosas personas con las que me une una gran amistad. Me hizo conocer también a fondo las miserias humanas y ha endurecido mi mirada sobre el sistema educativo y sus posibilidades. Eso y los años, supongo.

     Este curso he iniciado una etapa diferente al incorporarme al Equipo Técnico Provincial de la Delegación de Granada coordinando el área de Acción Tutorial. Estoy explorando otro ámbito educativo para el que me formé hace años pero al que nunca me había dedicado de lleno. Y ahí estoy, trabajando con el Gabinete de Convivencia e Igualdad, trabajando para que las altas capacidades se traten como un elemento más de diversidad desde una perspectiva inclusiva u organizando la atención al alumnado con enfermedades crónicas.

     Colaboro también con la Red Profesional de Bibliotecas Escolares de Andalucía.

     Matricularme en el MOOC eduPle ha sido una osadía por mi parte porque ya voy viendo que no puedo llevar el ritmo adecuado, pero me interesaban tanto el tema como la herramienta y sólo espero, como en las maratones, no llegar al final demasiado tarde.


domingo, 19 de enero de 2014

MI PLE

              Llevo una semana dándole vueltas a esto del PLE. He visto los diagramas de muchos compañeros y compañeras del #eduPLEmooc en el tablero de Pinterest “Diagramas PLE”  y en mi TL. Impresiona ver la cantidad de recursos que se maneja y lo bien organizado que está todo. “Esta gente lleva mucho tiempo mirándose el PLE”, pensaba yo, “y yo no tengo tiempo para nada”. Debo reconocer que me desanimé bastante de esto del #eduPLEmooc.


                Debo agradecer a @albala5, @luciafer1981 y @Maiteguca el seguir en la brecha. Los metí en esto con un entusiasmo digno de una adolescente con móvil nuevo y no iba a dejarlos tirados ahora. Así que me puse a mirármelo. El PLE, digo.  Y he descubierto que básicamente soy desordenada, quiero absorberlo todo y cojo de todas partes, no tengo plan y eso me gusta. También he descubierto que todo esto del PLE es lo mismo de siempre: leer, escribir, hablar, escuchar y conversar, con tecnología o sin ella.

                Aprendo leyendo. La prensa, los blogs, revistas, literatura, todo vale. Pero hace tiempo que leo sobre todo en pantalla y Twitter es mi guía de lectura, o más bien las personas de mi TL, con sus sugerencias y su filtrado de la información. Gracias.

                Aprendo escuchando. Bueno, viendo y escuchando. Cada vez más. Aquí Youtube es el rey. Pero también aprendo escuchando a personas en vivo y en directo, carnalmente hablando, como parte de un diálogo necesario. Sin embargo, la escucha pasiva me aburre y necesito participar. Se nota que voy interiorizando los cambios que en el aprendizaje están introduciendo las nuevas tecnologías, prueba evidente de la plasticidad del cerebro más allá de los cuarenta.

                Aprendo hablando y escribiendo. Soy de mucho hablar, es lo que tengo. Siempre he hablado demasiado, soy de verbo incontenible. Organizar lo que he de decir, expresarme, me obliga a organizar lo que pienso. Y escribir me gusta tanto o más, pero ambas acciones, hablar y escribir, sólo tienen sentido si se trata de comunicar, de trasmitir, de compartir. En esta parte de mi PLE soy más novata, mi blog vistandoacarmen.wordpress.com sólo lleva un año en pie y no soy muy prolífica, aunque intento ser constante. Ahí andamos.

                Creo, sin embargo, que donde verdaderamente aprendo es en la interacción, cuando hablar, escribir, leer y escuchar son partes de un diálogo con otros, cuando todo se mezcla y se funde, se contrasta, se discute, se cuestiona o se ama. Cuando se DIALOGA y se COMPARTE. En ese cruce se da el aprendizaje.


                No os aburro más. Aquí os dejo mi PLE, mi pequeño, caótico y sencillo PLE.


lunes, 13 de enero de 2014

#minubedeintereses

Aquí os dejo mi nube de intereses. No está todo, me define sólo en un momento, lo que soy ahora, lo que compartí con mis compañeros y compañeras en el @eduPLEmooc. En otro momento pude ser estrella, o trébol o clave de Sol, pero esta vez fui árbol.